Cómo enamorarse de Marruecos

Cómo enamorarse de Marruecos

Llegar a Fez, caminar por su Medina, la más virgen, la menos modernizada del mundo árabe y detenerse el tiempo. Cruzar el Medio Atlas, maravillarse con sus espectaculares montañas, la pequeña Suiza, el bosque de Cedros gigantes, los diez millones de palmeras del Valle del Ziz…la vista no alcanza el infinito.

Cambiar radicalmente de paisaje, entrar en Erfoud, la puerta del desierto, sentir entre los dedos la finísima arena de sus dunas, deleitarse con su atardecer. Ocres, naranjas, rosas…festival de colores en el cielo. 

El sonido bereber de los jembes, de los tambores, los cánticos de bienvenida, su delicioso té a la menta, sus palmas hacia arriba, sus ‘sed siempre bienvenidos’.

Dormir bajo un manto de estrellas en el desierto. 

Seguir el curso del río en las Gargantas del Todra y llegar al cuento de las Mil y Una Noches, Boumalne Dades. Sus luces, sus cantos  a la oración, su gente, su Paz.

Adentrarnos en el Valle del Dades y sentir el vértigo de los paisajes. Llegar a Marrakesh, tan llena de vida, tan llena de sonrisas, tan llena de colores, tan llena de luz…esa luz que, quizás solo quizás, ya no seamos nunca capaces de olvidar.

 

Y a ti, hay algún lugar al que hayas viajado que te haya robado el corazón?

Comparte tu experiencia con nosotros, nos encantará leerte!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

La empresa Clubdevacancesbcn, SL será la responsable de tus datos, que los empleará para enviarte información de los servicios que oferta la web, boletines y ofertas a través de Mailchimp durante el tiempo que tú consideres. Ya sabes que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras. Para más información, visita la página Aviso legal/Política de privacidad.

He leído y acepto la Política de Privacidad

He leído y acepto el aviso legal

by Creactivitat Op&kids copyright 2015