Culpables

Culpables

Pasamos una cuarta parte de nuestro tiempo libre disfrutando y las otras tres culpándonos por haberlo hecho.
No sé dónde aprendimos a culparnos por todo, a todas horas. La casa no está perfecta. La nevera está vacía. No veo a todos mis amigos. La montaña de ropa por planchar crece y crece. Me sobran 5 kilos. Me he comprado otro bolso demasiado caro. Se me fue la mano con la sal. No he llegado a los objetivos de mi empresa. Me gusta un hombre mucho más joven…
Pasamos tres cuartas partes de nuestra vida culpándonos por todo .
BASTA! PARA YA!

Deja ya de una buena vez de mandar mensajes negativos a tu linda cabecita.
Piensa que con lo que sentías en ese momento, con lo que pensabas en ese momento y con la información con la que contabas, lo hiciste lo mejor que podías hacerlo.
Estallaste: gritaste a tus hijos, a tus padres, a tu jefe. ¿Y QUÉ? .
Has dejado de ir corriendo a ver a tus amigos cada vez que entran en crisis – porque están en crisis siempre.
Llevas dos semanas sin ver a tus padres – tú también tienes una vida.
Has empezado a salir con un hombre 10 años más joven. Tu cuerpo lo estaba pidiendo a gritos.
La felicidad no es un lugar, no son cosas, no son personas,
no es dinero ni trabajo, ni siquiera es salud.
Ser feliz es un estado de ánimo que solamente depende de tí.
Tienes que empezar por dejar de sentirte culpable por todo.
La culpa está en algún lugar del pasado y tú, en el único lugar en el que puedes vivir es aquí y es ahora. Así que no puedes culparte por cosas que ya no existen. Además no debes, no debemos hacerlo.
No es malo desechar la culpa, porque la culpa es sólo miedo.
Estás cagado frente a las consecuencias.
Si no vas corriendo como un perrito a ver a tus amigos, si aplazas tu vida por solucionar la suya, puede que ellos no vengan corriendo si tú los necesitas. Eso vuelve a ser miedo. Estas amistades no te convienen, ni tú a ellos.
Si entras en combustión espontánea en el trabajo, porque era imposible que ocurriera otra cosa, te haces popó encima, temiendo que te despidan. Que te despidan y te paguen . Era un trabajo de mierda que no te merece.
Y si te gusta un hombre mucho más joven, disfrútalo que la vida son dos días y ese cuerpo esculpido en piedra no lo encuentras fácilmente -si además de buen cuerpo tiene la cabeza bien amueblada, no te queda otra que la rendición.
Fuera culpas señores.
Que cada vez que te asalte un recuerdo, te haga sonreír.
A mí me asaltan los recuerdos de las manos de mi amor en mi cuerpo, y no sé defenderme. Y que quieres que te diga: ME ENCANTA QUE ME ASALTEN A TRAICIÓN.
Instalados en la felicidad se vive mejor!!!!

 

Isabel Jiménez

Escritora

paisdelashadas@hotmail.com

Telf.  650268637

 

COMPARTE ESTE POST EN LAS REDES!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa Clubdevacancesbcn, SL será la responsable de tus datos, que los empleará para enviarte información de los servicios que oferta la web, boletines y ofertas a través de Mailchimp durante el tiempo que tú consideres. Ya sabes que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras. Para más información, visita la página Aviso legal/Política de privacidad.

He leído y acepto la Política de Privacidad

He leído y acepto el aviso legal


*

by Creactivitat Op&kids copyright 2015