Deudas en la pareja

Deudas en la pareja

No, no voy a hablar de dinero, ni de las deudas con terceros. Cuando hablo de deudas en la pareja me refiero a los desequilibrios entre el dar y el recibir tan necesario en una relación entre iguales.

Partamos de la premisa que esta revisión sirve para relaciones de pareja, amigos, hermanos, compañeros, nunca para la relación padres-hijos. En esta última, como padres, nuestra labor es dar a nuestros retoños.

Aclarado este punto, volvamos al punto de partida de hoy, el equilibrio en las relaciones de pareja (aunque aplica con otras relaciones de amistad).

Si eres de las personas que piensa que siempre hay que dar sin esperar recibir, te animo a seguir leyendo, porque ambas cosas no son excluyentes. En este caso sería que no hay ningún tipo de expectativa con respecto al otro, ¿es eso completamente cierto en tu caso? Me parece que hay una inmensa mayoría que responderá no.

Cuando creas una pareja buscas algo en esa persona (sea consciente o inconscientemente), te enriqueces con esa relación y de una u otra forma recibes algo: amor, cariño, apoyo, etc. Además, aportas también otro tanto de eso u otras cosas. Se establece un “quid pro quo” interno que nos hace sentir bien cuando está en equilibrio y que hace peligrar la relación cuando se pierde.

No se trata de devolver algo a tu pareja, se trata de aportar algo a la relación. Mientras que cada uno aporta ese algo, igual o distinto, ambos se sienten compensados. Por el contrario, si se deja de aportar a la relación esta puede tomar el camino de la ruptura.

En ocasiones, muchas, para ser sincera, esta descompensación se da desde el primer momento, generalmente debido a carencias internas que cada miembro de la pareja trae. De ahí que tantos textos sugieran primero amarse a uno mismo para poder amar a otros.

Tan dañino puede ser posicionarse en solo querer recibir como en solo querer dar. No te dejes engañar, mucho menos juzgar de bueno o malo según alguien da mucho o no. Porque cada uno da lo que puede y lo que tiene, si no tienes amor por ti ningún otro amor podrá satisfacerte al completo.

Si uno da en exceso se puede vaciar, además de generar una deuda en el otro que, en ocasiones, se volverá pesada e imposible de retornar. A corto plazo puede resultar efectivo, a la larga el peso de este desequilibrio generará brechas en la relación y, si no se toman medidas, acabará con ella.

 

Susana García

Coach de Familia Sistémico

info@familiaycoaching.com

Telf. 629 532 876

1er Coach de Familias Monoparentales

 

COMPARTE ESTE ARTICULO EN LAS REDES!

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa Clubdevacancesbcn, SL será la responsable de tus datos, que los empleará para enviarte información de los servicios que oferta la web, boletines y ofertas a través de Mailchimp durante el tiempo que tú consideres. Ya sabes que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras. Para más información, visita la página Aviso legal/Política de privacidad.

He leído y acepto la Política de Privacidad

He leído y acepto el aviso legal


*

by Creactivitat Op&kids copyright 2015