El error más común de los singles con hijos

El error más común de los singles con hijos

Tanto si eliges ser padre o madre soltero por elección como si te quedaste absolutamente sola o solo con la crianza por ciertas circunstancias, existe un escalón en el que muchos de nosotros hemos tropezado, el error más común que cometen muchos papás y mamás solos, generando así malestar a largo plazo y el resultado contrario a lo esperado.

Cuando te enfrentas a la maternidad o paternidad en solitario eres, la mayoría de las veces, consciente de la responsabilidad de ser una única persona adulta, un único progenitor a cargo de todo. Esto es un peso extra, te lo pinten como te lo pinten.

¿Sientes o has sentido que muchas veces era demasiado para ti? ¡Bienvenida/o al club! ¿Quieres que te cuente algo? La respuesta es “sí”, en muchas ocasiones es demasiado para una persona. Y si esa persona, padre o madre, pretende estar siempre, llegar a todo y tenerlo todo impoluto, controlado, siendo la mejor en cualquier faceta de la vida, lo siento, te diré que vas justo en la dirección errónea. Te vas a caer estrepitosamente.

Los superpoderes de los padres y madres son únicos, pueden mejorar un dolor de barriga solo con unos suaves masajes o son capaces de sacar una sonrisa con alguna palabra. No confundas esos poderes innatos por el hecho de ser las personas que dan amor, cariño y confianza a nuestros hijos con el terrible síndrome de super-mamá o super-papá.

Estos últimos intentan que todo en su vida cuadre y esté controlado. Y sé sobre qué hablo, porque yo fui una de esas mamás. Y lo peor, ¡funcionaba! Al menos por algún tiempo. Claro que todo llega a su fin y,  cuando me diagnosticaron un cuadro de ansiedad asociado al estrés con su baja correspondiente, entonces no me quedó más remedio que darme cuenta de ese gravísimo error.

Porque queridos padres, el error no es querer ser perfectos padres, madres, parejas si luego hay, profesionales extraordinarios y además el mejor amigo para estar y compartir. Ese error es el segundo, porque el primero, el más importante error que puedes cometer es haber olvidado la base, a tus hijos.

Si, precisamente, tú que luchas o luchaste en el pasado por ese control y perfección en tu vida para que tus hijos estuviesen cuidados, precisamente tú te olvidaste de ellos. ¿Para qué te digo esto? Para que reflexiones.

Antes de continuar leyendo, hazte la siguiente pregunta: ¿Qué sucedería si tú faltases? ¿Cuál sería la consecuencia si tú tuvieses una enfermedad?

Esta es la razón porque te lo digo, hay una consigna que jamás deberías olvidar como padre o madre:

                                                     “Ellos están bien si tú estás bien”

Dicho de otra forma, ellos dependen exclusivamente de ti, por tanto es imprescindible que tú estés bien, te cuides, te mimes y estés en plena forma para cuidar de ellos como merecen. ¿Te das cuenta ahora del problema? Centrados esos padres en los hijos, olvidan cuidarse, como me pasó a mí. Y ese es el gran error, porque sin nosotros ellos se quedarían solos. Precisamente, eso que quieres evitar podría suceder.

Ahora ya puedes revisar qué estás haciendo y qué estás en disposición de cambiar para evitar este error.

 

Susana García

Coach de Familia Sistémico

1er Coach de Familias Monoparentales

info@familiaycoaching.com

Telf. 629 532 876

 

2 Comentarios

  1. Avatar

    Como en cualquier otra faceta de la vida, muy importante saber delegar, traducido aquí a pedir ayuda a la familia o amigos. ¿Qué habría sido de mí sin mis padres? Y por supuesto concienciarte de que a lo que tienes que aspirar es a ser perfectamente imperfecto, por tu bien y como enseñanza a tus hijos. Curioso leer este post, pues precisamente esta mañana he estado echando un vistazo hacia atrás, ante los próximos 19 años de mi hija y bueno… en ocasiones fue duro, para qué negarlo. Sobre todo cuando se acercaba la adolescencia y no me podía dormir algunos días pensando en lo que se avecinaba. Y sucedió, que no pasó nada. Me siento muy orgullosa de todos estos años de equipo que hemos formado las dos, de lo mucho que me ha ayudado y apoyado y de lo que hemos aprendido juntas. Hace poco le pregunté si había sido feliz en su infancia, sonrió con sus enormes ojos verdes y me dijo un rotundo SÏ. ¿Se puede pedir más? Gran post y muy necesario.

    Responder
    • Avatar

      Primero darte la enhorabuena Susana por esos 19 años, sin duda tu mejor recompensa ese SI. Efectivamente, como dices, delegar es una de las claves para salir airosos en estas circunstancias. ¡Cuánto cuesta en ocasiones y qué necesario! Nuestros hijos necesitan padres que sean humanos no perfectos, así aprenden que caerse es parte del camino, es enriquecedor para ellos ver que también nosotros erramos y somos capaces de pedir perdón, así como tomamos las riendas de la vida. Agradezco tu comentario y me alegra mucho te haya resultado interesante.
      Un abrazo.
      Susana.

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa Clubdevacancesbcn, SL será la responsable de tus datos, que los empleará para enviarte información de los servicios que oferta la web, boletines y ofertas a través de Mailchimp durante el tiempo que tú consideres. Ya sabes que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras. Para más información, visita la página Aviso legal/Política de privacidad.

He leído y acepto la Política de Privacidad

He leído y acepto el aviso legal


*

by Creactivitat Op&kids copyright 2015