Muy madre

Muy madre

El oficio de SER MADRE es a jornada completa, a turno partido,  con guardia de noche, sin descanso para el almuerzo y de 24 horas.

No te exige experiencia previa. No es sexista. Es indiferente que seas hombre o mujer para SER MADRE. No es racista. Tampoco discrimina por edad, clase social, religión, idioma o nivel de estudios. Mucho menos por la solvencia económica. 

Conozco abuelos-madre, padres-madre, hermanos-madre, inmigrantes-madre, madres-madre y también hijos-madre. 

Las MADRES son sencillas de distinguir. Siempre te van a tender una mano para levantarte. Están ahí, con los brazos abiertos, dispuestas a abrazarte, consolarte, protegerte, sin preguntas. Ellas nunca esperan ni respuestas ni explicaciones.

Nada es suyo, porque todo te lo dan. Son las únicas personas en el mundo que te dirán «las verdades del barquero » cuando necesites oírlas. Una madre siempre te entenderá y te lo perdonará todo, sencillamente porque es tu madre. No importa que la hayas perdido, o que nunca la conocieras. Hay una madre cerca, dispuesta a ser la tuya. Cuando eres madre, no importan los genes, no importa que te haya parido otra persona, los hijos te llegan antes o después. Unos hijos te nacen, otros te encuentran. Yo misma, que nunca he parido, soy madre de dos hijos, y estoy preparada para volver a serlo nuevamente. Porque las madres somos así.

Unos hijos te nacen. Otros te encuentran.

Las conocerás enseguida, son las únicas personas que aparecen al rescate cuando te encuentres perdido en medio de la batalla más cruenta, incluso darán su vida por ti sin tener que meditarlo. Entonces sabrás que has vuelto a encontrar a tu madre. Ellas están en los hospitales sosteniendo tu mano. Te levantarán cuando  caigas. Consolará todas tus decepciones. Te ayudará  justo cuando más necesitabas que alguien lo hiciera. Son como un milagro. Una madre estará siempre.  

Las madres son como un milagro. Una madre estará siempre.

Incluso cuando pierdas a tu madre, esa que te parió,  aparecerá una persona en la que siempre te vas a refugiar. Porque las madres son refugio y hogar. Ellas son consuelo, comida, y  AMOR. 

Las madres son refugio y hogar. Ellas son consuelo, comida y AMOR .

AMOR del bueno,  sin condiciones. Hasta puede que sin saberlo tú mismo seas una de ellas. 

Estos mágicos seres nacen de la nada, en un pequeño hueco que hay entre el corazón y el alma. Irradian paz . Están llenas de amor. Su luz te envuelve, te acompaña y te guía.

Si tienes la suerte de tener a tu madre, cuídala, mímala y dale todo lo que merece, porque no te alcanzará la vida para devolverle una pequeña parte de todo lo que ella sacrificó por ti. Si la perdiste en el camino, conviértete en una madre, y hazlo en homenaje a su recuerdo. Porque no lo dudes ni un segundo, ellas  lo merecen.

 

 Isabel Jiménez

Escritora

paisdelashadas@hotmail.com

Telf.  650268637

 

COMPARTE ESTE ARTICULO EN LAS REDES!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa Clubdevacancesbcn, SL será la responsable de tus datos, que los empleará para enviarte información de los servicios que oferta la web, boletines y ofertas a través de Mailchimp durante el tiempo que tú consideres. Ya sabes que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras. Para más información, visita la página Aviso legal/Política de privacidad.

He leído y acepto la Política de Privacidad

He leído y acepto el aviso legal


*

by Creactivitat Op&kids copyright 2015